Plano del Trayecto

PLANO DEL TRAYECTO

Aquí podrás contemplar el trayecto de la prueba además de los principales puntos de interés y zonas habilitadas de aparcamiento para el seguimiento de los aficionados.

 

El tramo de río discurre entre las localidades de Fraga y Mequinenza, correspondiéndose al Cinca en su tramo final, su posterior fusión con el Segre kilómetros abajo y finalmente su desembocadura en el Ebro ya en la localidad de Mequinenza en el propio embalse de Ribarroja.

El trayecto está dividido en varios sectores que también sirven como referencia para el plan de seguridad. El primer sector transcurre desde la salida en Fraga hasta el punto de avituallamiento de Torrente de Cinca. Son aproximadamente 7 kilómetros y es el recorrido más rápido ya que es el tramo donde la corriente va con mayor fuerza. Es un trayecto que se puede seguir junto al río, ya que hay un camino que transcurre paralelo a él, teniendo la característica de que se pasa bajo dos puentes, el de la autovía NII variante de Fraga y el de la autopista AP-2.

El segundo sector comprende desde el avituallamiento de Torrente de Cinca hasta la meta de las categorías cadetes y algunas de veteranos. este último punto es zona de abandono de la prueba opcional, que conjuntamente con la zona de avituallamiento son zonas que la organización dispone junto al cauce del río para todo aquel deportista de la modalidad popular que bien por cansancio u otros problemas físicos no quiera realizar la totalidad del recorrido y tenga la posibilidad de finalizarlo allí. Tiene aproximadamente 5 kilómetros de recorrido y combina el tramo final del Cinca antes de su unión con el Segre. El final de este tramo es el inicio de la zona de aguas tranquilas que lleva hasta la localidad de Mequinenza.

El último tramo tiene aproximadamente 5 kilómetros de longitud y comprende desde la meta de cadetes hasta la meta del resto de categorías en las instalaciones del Capri Club en Mequinenza. Es un tramo de aguas tranquilas y de gran belleza paisajística por su valor ecológico de su ecosistema que coincide con la cola del embalse de Ribarroja. Para el espectador es el mejor de los tres tramos para poder seguirlo, ya que la carretera trascurre junto al cauce y la parte final existe un paseo fluvial con más de 3 kilómetros de longitud donde se puede seguir la prueba junto a la orilla.

La dificultad en el río a lo largo de la prueba es mínima, siendo su trayecto casi la mayor parte de grado I, aunque hay algunos pasos de grado II, pero de forma muy puntual. El recorrido es de 19 kilómetros aproximadamente, de los que los últimos 5 son de aguas ya tranquilas, al unirse el río Cinca con el Segre y ser ya la cola del Embalse de Ribarroja.

Los únicos problemas que pueden aparecer de forma ocasional, más que por la fuerza de la corriente, es la aparición de restos de maleza y troncos de árboles que producto de algunas crecidas del año se depositan en las zonas de mayor corriente dificultando algún paso.

En estos casos la organización realiza varios reconocimientos del cauce, uno de ellos bajo un punto de vista deportivo observando las diferentes zonas de paso y otro velando más por la seguridad, donde incluso se subsana cualquier deficiencia que aparece.

 

Momento de la salida de la modalidad de competición.